Casas pasivas net-zero

Casas pasivas net-zero.

Las casas pasivas “net-zero” representan una de las tendencias más interesantes en el mundo de la arquitectura sostenible y la eficiencia energética. El término “net-zero” se refiere a edificios que producen tanta energía como consumen a lo largo del año. Esto se logra a través de una combinación de diseño de alta eficiencia y la integración de fuentes de energía renovable en el edificio.

En una casa pasiva “net-zero”, la cantidad de energía que se consume es extremadamente baja debido a las características inherentes del diseño pasivo. Estas casas están construidas con una atención meticulosa a la eficiencia energética, incluyendo aislamiento de alta calidad, diseño orientado al aprovechamiento de la luz solar, sistemas de ventilación con recuperación de calor y eliminación de los puentes térmicos, entre otros aspectos.

Por otro lado, para cubrir sus necesidades energéticas, estas casas recurren a la generación de energía in situ, a través de fuentes renovables como la solar y, en ocasiones, la eólica. En este aspecto, la integración de paneles solares fotovoltaicos es una solución comúnmente adoptada, aunque también pueden utilizarse otras tecnologías, como las bombas de calor geotérmicas.

Un aspecto importante a considerar en las casas “net-zero” es el almacenamiento de energía. Dado que la generación de energía renovable puede ser intermitente (el sol no brilla por la noche, y el viento no siempre sopla), las casas “net-zero” suelen incorporar sistemas de almacenamiento de energía. Esto puede implicar el uso de baterías de alta capacidad, o incluso la conexión a la red eléctrica, permitiendo “devolver” a la red la energía generada en exceso durante las horas pico y “recuperarla” durante los periodos de baja generación.

 

En conclusión, las casas pasivas “net-zero” representan el futuro de la construcción sostenible y eficiente, ya que combinan lo mejor del diseño pasivo con la generación y gestión inteligente de energía renovable. A medida que las tecnologías siguen avanzando y los costes de las energías renovables continúan bajando, es probable que veamos un aumento en el número de estas casas en los próximos años.

 

La construcción de casas pasivas “net-zero” es un movimiento global, pero algunos países se han destacado como pioneros en esta área gracias a políticas gubernamentales proactivas, avances tecnológicos y una fuerte conciencia ambiental. Aquí te menciono algunos de estos líderes:

  1. Alemania: La arquitectura pasiva empezó en Alemania con el instituto Passivhaus, que estableció los primeros estándares para este tipo de construcciones. Alemania sigue siendo líder en el campo de las casas “net-zero”, impulsada por políticas gubernamentales que fomentan la eficiencia energética y la energía renovable.
  2. Escandinavia: Los países nórdicos como Suecia, Noruega y Dinamarca también destacan. En estos países, las casas “net-zero” se han vuelto cada vez más populares debido a las rigurosas normativas energéticas y a la necesidad de construir casas que puedan soportar climas extremadamente fríos.
  3. Canadá: En América del Norte, Canadá está a la vanguardia de las casas “net-zero”. Provincias como Columbia Británica tienen normativas que exigen que todas las nuevas construcciones sean “net-zero energy ready” a partir de 2032.
  4. Australia: Australia ha estado impulsando la eficiencia energética y las energías renovables, con varias casas “net-zero” y “plus-energy” (que generan más energía de la que consumen) construidas en los últimos años. Las políticas de energía renovable y la abundante luz solar hacen de Australia un lugar ideal para estas construcciones.
  5. Estados Unidos: En Estados Unidos, la construcción de casas “net-zero” está creciendo rápidamente, especialmente en estados con fuertes políticas de eficiencia energética como California. Varias organizaciones, como la Zero Energy Project y la Net-Zero Energy Coalition, están promoviendo la adopción de estas prácticas en todo el país.
  6. Reino Unido: El Reino Unido también se ha comprometido a la construcción de casas “net-zero”, con el gobierno anunciando planes para que todas las nuevas construcciones sean “net-zero” para 2025.

Estos países representan la punta de lanza en la adopción de las casas pasivas “net-zero”. Sin embargo, es importante señalar que esta es una tendencia global, y cada vez más países están tomando medidas para fomentar la construcción de casas de alta eficiencia y bajas emisiones.

 

Alemania: Pionera y líder en la construcción de casas “net-zero”.

Alemania ha sido un líder mundial en la construcción de casas pasivas y “net-zero” desde hace décadas. Esta posición se debe en gran medida a su sólida base en la construcción de edificios pasivos, una tendencia que se inició en la década de 1990 con la fundación del Instituto Passivhaus en Darmstadt.

Desde entonces, Alemania ha seguido adelante con la promoción de edificios de alta eficiencia. El país se caracteriza por normativas rigurosas y programas de incentivos gubernamentales que favorecen la construcción sostenible y eficiente. Por ejemplo, el programa KfW de Alemania ofrece préstamos a bajo interés y subsidios para la construcción o renovación de edificios de alta eficiencia.

La construcción de casas “net-zero” se ha beneficiado de estos esfuerzos. Aprovechando las tecnologías de aislamiento de alta eficiencia, los sistemas de ventilación con recuperación de calor y la eliminación de los puentes térmicos, los constructores alemanes han logrado crear viviendas que requieren muy poca energía para la calefacción y la refrigeración.

Además, Alemania ha sido líder en la implementación de energías renovables, especialmente la energía solar y eólica. Muchas casas “net-zero” en Alemania cuentan con paneles solares fotovoltaicos para la generación de electricidad y sistemas de almacenamiento de energía para maximizar su uso.

Es importante mencionar que las escuelas y los edificios públicos también han seguido esta tendencia. De hecho, Alemania alberga varios edificios públicos “net-zero”, incluyendo escuelas y oficinas gubernamentales.

Además, la formación y educación en construcción sostenible es una prioridad en Alemania. Existen programas de formación para constructores y diseñadores, fomentando una nueva generación de profesionales capacitados en las técnicas y prácticas necesarias para la construcción de casas “net-zero”.

 

En conclusión, Alemania ha demostrado un compromiso sólido y sostenido con la construcción de casas “net-zero”. Su éxito se basa en políticas gubernamentales de apoyo, un compromiso con la innovación y la adopción de energías renovables, y un fuerte énfasis en la formación y educación. Todo esto, sumado a la conciencia y demanda de la sociedad, mantiene a Alemania en la vanguardia de esta importante tendencia en la construcción sostenible y eficiente.

Bueno, espero que te haya gustado este post sobre Casas pasivas net-zero. Y si es así, nos encantará que lo compartas en tus redes sociales.

Muchas gracias a todos por seguirnos.

Hasta pronto!!

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.