Incidencia del Radón en las viviendas Passivhaus

Incidencia del Radón en las viviendas Passivhaus

Ahora que en España tenemos una mayor consciencia del peligro que representan ciertos gases en nuestros hogares, revisemos cuál es la incidencia del radón en las Viviendas Passivhaus

Recordemos que este es un gas radiactivo, que de acuerdo a los estudios de la OMS representa la segunda causa de cáncer de pulmón en el mundo. En este sentido, la toxicidad del radón es tal, que su letalidad para producir este tipo de cáncer solo es superado por el efecto del tabaco.

Consciente de este problema, la Unión Europea estableció la Directiva 2013/59/EURATOM que establece las medidas de seguridad que se deben cumplir para protegerse de este tipo de radiaciones ionizantes. 

En España, el nuevo Código Técnico de Edificaciones aprobado mediante el Real Decreto 732/2019, define las lineas constructivas para mantener las concentraciones de este gas a un límite seguro.

Conozcamos todos los detalles sobre este tema de salud pública, y cómo podemos aprovechar el estándar constructivo Passivhaus para protegernos de este letal enemigo silencioso.

 

¿De dónde surge el gas radón y cómo está presente en nuestras viviendas?

Es importante comprender que en la corteza terrestre existen materiales radiactivos que se desprenden y emanan del suelo de manera natural, en forma de gases. 

Ese es el caso del radón, que se encuentra especialmente presente en lugares donde hay granito, pizarra y carbón, entre otros.  

En esos lugares, el uranio se descompone produciendo radio, el cual a su vez también se desintegra produciendo el radón.  Luego, sale a la superficie, penetrando y concentrándose en nuestras viviendas, escuelas y demás edificaciones.

El problema radica en que este gas radiactivo es muy difícil de detectar, puesto que no produce ningún olor, color, ni sabor. Por tanto, para protegerse de él se debe medir su presencia, reformular las edificaciones y ventilar de manera constante para evitar que el gas se concentre.

La presencia del gas radón se mide en Becquerelios por metro cúbico (Bq/m3). Y es importante saber que aunque se acumula en espacios cerrados, también se diluye con rapidez al aire libre. 

 

¿Cuál es la situación de España respecto al Gas Radón?

El Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) realizó mediciones en más de 12.000 viviendas distribuidas en zonas estratégicas, para obtener un mapa que muestra la presencia del radón en España.

De esta manera, podemos estimar cuáles son los municipios con mayor nivel de riesgo, aunque eso no significa que las viviendas en el resto de las zonas no deban protegerse.  

Asimismo, la sección HS-6 del nuevo Código Técnico de Edificaciones establece que los edificios deben limitar la concentración de radón a un promedio de 300 Bq/m3 al año. También clasifica los municipios estableciendo dos zonas de exposición, con las correspondientes medidas de seguridad que deben cubrir las edificaciones en cada zona.  

Además, es importante mencionar que el CSN calculó que en un 10% de las viviendas españolas, las concentraciones de este gas superan el límite de seguridad de 300 Bq/m3. Este límite también está establecido en la normativa Europea 2013/59/EURATOM.

Por otra parte, podemos citar el caso de Cruceiro de Roo, el pueblo de La Coruña donde existe la llamada calle del cáncer.  En este lugar existen 29 viviendas, donde 23 de los 81 habitantes han desarrollado algún tipo de cáncer.  

Esto corresponde a una incidencia de un 28% de aparición de la enfermedad, un alto índice en comparación con el 3 a 4% de la media española. 

A este respecto, el Diario El País dio a conocer en 2019 los resultados de un estudio que midió la concentración de Radón en 71 casas de Cruceiro de Roo. Este estudio encontró que 53,5% de las casas tiene una concentración de radón entre 200 y 300 Bq/m3, 21% entre 300 y 400, y el 17% entre 400 y 700

En este sentido, es importante conocer que el límite de radón establecido como seguro en USA es de 148 Bq/m3, mientras que la OMS recomienda que debe ser menor a 100 Bq/m3.  Por lo tanto, el Laboratorio de Radón en Galicia, indica que el límite de 300 Bq/m3 establecido por la Unión Europea todavía es insuficiente.

 

Incidencia del Radón en las viviendas Passivhaus

 

 

La incidencia del gas radón en las Viviendas Passivhaus

El estándar Passivhaus permite garantizar una máxima calidad del aire interior en las edificaciones. Esto lo logra combinando un alto nivel de estanqueidad y un sistema de ventilación súper eficiente

El nivel de hermeticidad de estas edificaciones viene dado por su excelente aislamiento y por la ausencia de puentes térmicos. Además, cuentan con una ventilación mecánica controlada de alta eficiencia que garantiza la renovación del aire en el interior de la vivienda.

Por supuesto, esta es una clave muy importante en la protección contra el gas radón en nuestros hogares. De hecho, esto se ha podido comprobar en las mediciones que se han realizado en viviendas con certificación Passivhaus, en zonas de alto riesgo de exposición al radón en España. 

En estos hogares, las mediciones han obtenido unos resultados que arrojan una acumulación de radón menor a los 100 Becquerelios por metro cúbico. Una incidencia que está muy por debajo del límite establecido por la Unión Europea y que incluso cumple el límite indicado por la OMS.

Por lo tanto, el estándar de construcción Passivhaus nos ofrece una solución para proteger nuestros hogares del radón, garantizando límites muy bajos de este gas. 

 

Esperamos que esta información sobre la incidencia del Radón en las Viviendas Passivhaus te haya sido de utilidad. Y si es así, nos encantará que lo compartas en tus redes sociales.

Muchas gracias a todos por seguirnos.

¡Hasta pronto!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.