Autoconsumo fotovoltaico

Por suerte, cada vez estamos más concienciados acerca de la sostenibilidad y la reducción del consumo y la contaminación. Si bien las compañías eléctricas ya están dando el paso hacia una energía 100% renovable, cada vez más gente está dando el paso a instalar sistemas de energía renovable en su vivienda.

Dentro de estos sistemas, hay uno que destaca por encima del resto, las placas solares. Estos sistemas son los únicos que permiten el autoconsumo a nivel de vivienda. Sin embargo, existe cierta controversia y dudas en torno a estos sistemas, sobre todo tras el famoso “impuesto al sol”.

 

Placas solares fotovoltaicas

Si lo que buscamos es el autoconsumo o producir la mayor cantidad de electricidad posible, deberemos centrarnos en los sistemas fotovoltaicos, los cuales transforman la radiación solar en electricidad que podremos usar para todos los sistemas de nuestra vivienda.

La instalación de placas solares se puede resumir en cuatro componentes principales que permiten la transformación de la energía solar en energía eléctrica.

 

Placas solares

Son los receptores de la irradiación solar. Estos paneles permiten obtener la energía del sol de tal modo que, a mayor superficie, mayor absorción.

Existen dos grandes tipos de paneles solares que se diferencian en relación al precio y rendimiento: los de silicio monocristalino y los de silicio policristalino. Éstos últimos permiten un mayor rendimiento de la energía solar absorbida, pero son más caros.

Para elegir entre ambos lo mejor es tener cuánto espacio tenemos para las placas solares.

 

Baterías

Permiten almacenar la electricidad que se genere pero no se use, para usarla más tarde. Generalmente se utiliza esta energía por la noche, cuando la energía solar es nula.

 

Inversores solares

Es el aparato que permite adecuar la electricidad que es generada por los paneles solares a las condiciones de suministro de la vivienda, para no producir fallos eléctricos ni roturas de aparatos.

 

Contador digital

Permite contabilizar la cantidad de electricidad que se va transmitiendo desde la generación de electricidad en los paneles solares. Sirven en los sistemas que no producen un autoconsumo total, para saber qué cantidad de energía proviene del sistema y cuál de la Red Eléctrica Española.

 

Autoconsumo fotovoltaico

El mercado energético se nutre de electricidad que se genera en centrales. Gracias al autoconsumo fotovoltaico, el usuario puede generar su propia, lo que le dota de una independencia total, además de un gran ahorro económico. Gracias a estos sistemas podremos generar la electricidad que necesitemos.

Existen diferentes tipos de autoconsumo:

  • Sin excedentes: La energía que no se consuma o almacene se pierde, puesto que no se puede inyectar a la Red Eléctrica. Se tiene que instalar un equipo antivertido.
  • Con excedentes: Sí se puede inyectar el excedente, por lo que podremos obtener un beneficio por él.

 

Autoconsumo compartido

En este tipo de autoconsumo se juntan una serie de consumidores asociados y conectados a una misma instalación de producción. Las conexiones entre el punto de consumo y la instalación de paneles productora se puede realizar mediante una red doméstica o una línea directa.

Dicha conexión también puede ser realizada mediante la red de baja tensión si se abonan las compensaciones estipuladas al sistema eléctrico y el productor y consumidor cumple las siguientes condiciones:

  • Pertenecen a la misma instalación transformadora
  • Están a menos de medio kilómetro de distancia
  • Su referencia catastral está lo suficientemente próxima

 

Impuesto al sol y otros impuesto sobre el autoconsumo

Desde el año 2018 la energía que se produzca mediante el autoconsumo fotovoltaico está completamente libre de impuestos. También se eliminó de forma definitiva el famoso impuesto al sol. Este impuesto  se introdujo en 2015 para cubrir los costes de distribución y mantenimiento de la red eléctrica para que, las instalaciones de autoconsumo, puedan complementar su consumo de energía de placas fotovoltaicas con la energía eléctrica de la red.

Sin embargo, a partir de la publicación del Real Decreto del autoconsumo en 2019, la generación de energía de origen renovable para el autoconsumo se encuentra libre de impuestos. El impuesto a la generación eléctrica del 7% tampoco será aplicable a las instalaciones de paneles solares.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.