Acuerdo para reformar la directiva de eficiencia energética y alcanzar los objetivos climáticos

Acuerdo para reformar la directiva de eficiencia energética y alcanzar los objetivos climáticos

 

Acuerdo para reformar la directiva de eficiencia energética

En una reunión efectuada el 14 de julio de 2021 la Comisión Europea ha presentado una serie de propuestas que tienen como finalidad fungir como instrumentos legislativos que permitan a la larga cumplir con los objetivos de la Ley del Clima Europa. Entre las propuestas, se llegó al acuerdo de reformar la directiva de eficiencia energética, con el fin de reducir al máximo las emisiones de gases de efecto invernadero que en las últimas décadas han causado tantos problemas en todo el mundo.

La idea es alcanzar una reducción significativa de estos gases tóxicos en los años venideros y así contribuir a una mayor eficiencia planetaria donde se le dé prioridad al mejor uso de los suelos, la energía, el clima, el transporte… y que para el año 2030 estos gases puedan reducirse al menos a un 55%.

A través de estas propuestas será posible darle mayor y mejor uso a las energías renovables, también alcanzar una mayor eficiencia energética, en el sector del transporte, la utilización de combustibles que sean lo menos tóxicos posibles para el medio ambiente, así como un ajuste de todas las políticas fiscales de los objetivos del Pacto Verde Europeo, donde se lleven a cabo estrategias para evitar una mayor fuga del carbono, así como también lograr medidas que permitan potenciar  los sumideros naturales de carbono ya existentes.

 

Eficiencia energética a través de la reducción del consumo energético

La Directiva de la Unión Europea en su esfuerzo por impulsar y fomentar la eficiencia energética busca la reducción del consumo energético en el sector primario al 39% y de la llamada energía final al 36% para el año 2030 que es superior al que se tenía estipulado en el Plan de Objetivos Climáticos anteriores.

Bajo esta nueva premisa, se espera que cada Estado miembro ponga sobre la mesa cuál sería su aporte teniendo en cuenta los objetivos previamente establecidos. Una vez esto sea posible, la Comisión se encargaría de evaluar y en el caso de encontrar inconsistencias o deficiencias, establecerá posibles acuerdos o soluciones en el objetivo de la Unión Europea.

La Directiva de la Unión Europea será la encargada de revisar el Régimen de comercio de derechos de emisión (ETS), el nuevo Fondo Social para el Clima y por último, la Directiva de Energías Renovables.

Por otra parte, la Unión Europea busca también realizar los cambios previstos a través de los nuevos acuerdos para el 2030, donde uno de los principales objetivos es lograr mejoras y cambios importantes concernientes a la eficiencia energética y donde sea posible que los Estados miembros se comprometan al ahorro de energía en lo que respecta al consumo final. En estos momentos este ahorro está fijado en 0,8% anual, sin embargo, se espera que con los nuevos acuerdos, se logre una cifra mayor y mucho más significativa a partir del año 2024,  la cual sea de 1,5% y que se mantenga hasta el año 2030.

Para que esto sea una realidad, será necesario contar con el esfuerzo y la ayuda de los distintos sectores, principalmente de la industria, la construcción y el transporte, que deberán acatar los regímenes de obligación de eficiencia energética así como las políticas alternativas.

 

Ahorro energético propuesto por la nueva directiva de la Unión Europea

Para la nueva directiva de la Unión Europea es esencial que los Estados miembros asuman el compromiso de alcanzar un ahorro energético en el uso final, sobre todo de los dos sectores más demandantes como son el industrial y el energético, donde los servicios de calefacción y refrigeración alcanzan hasta un 80% de consumo de energía y que va concretamente a las grandes edificaciones.

Para hacer todo esto posible, será necesario el uso de energías renovables y así evitar la dependencia de los combustibles fósiles. Esto garantizará una mayor eficiencia energética que se aplicará también a los centros de datos y a las instalaciones de servicios que necesitan del consumo de energía en grandes cantidades.

Por otra parte, en lo que concierne al sector público, deberán aplicar las normativas pautadas donde cada año deberán renovar los edificios al 3%, esto con la intención de rehabilitar las edificaciones, contribuir a crear más fuentes de empleo y por supuesto, la disminución del consumo de energía.

Todo lo anteriormente establecido, será llevado al Consejo y al Parlamento Europeo, para que finalmente se ponga en marcha el proceso de toma de decisiones de la Unión Europea.

 

Esperamos te haya gustado este post sobre los acuerdos para reformar la directiva de Eficiencia Energética y así alcanzar los objetivos climáticos. Y si es así, te invitamos a que lo compartas en tus redes sociales.

Muchas gracias a todos por seguirnos.

 

¡Hasta pronto!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.