Primer Hospital Passivhaus del Mundo.

Primer Hospital Passivhaus del Mundo.

Después de los muchos avances en materia de construcción pasiva, en enormes conjuntos residenciales y grandes rascacielos, ahora es el turno del Primer Hospital Passivhaus del mundo.

Pero, ¿qué retos particulares de construcción ha tenido este proyecto? ¿Es el estándar Passivhaus el futuro para tener centros de salud con eficiencia energética?

 

El primer Hospital pasivo está ubicado en Alemania.

Casi 30 años después de que se construyera la primera casa Passivhaus en Alemania, en 1991, se construye el Primer Hospital pasivo del planeta. Su culminación está prevista para finales de 2020. 

Está ubicado en Frankfurt, la quinta ciudad más poblada del país germano, en el distrito de Höchst.  El edificio tiene 6 pisos, adicionales al sótano y a la planta baja, y contará con 664 camas en hospitalización, 40 camas en sala de emergencias y 10 quirófanos

Entre los quirófanos se incluye una sala de operaciones híbrida, innovación que permitirá realizar cirugías mínimamente invasivas. Esta construcción que es la más grande de la ciudad, tiene 23 metros de alto y 143 metros de largo, y también contará con un Helipuerto.

 

Primer Hospital Passivhaus del mundo

 

El Reemplazo de la actual Klinikum Frankfurt Höchst.

Este impresionante edificio, con una inversión de 265 millones de euros, reemplazará a la actual Klinikum Frankfurt Höchst.  Y es que cuando la construcción de esta clínica pasiva finalice, y pase por el periodo de prueba, el antiguo edificio construido en 1960 será demolido

Este hospital es el Centro Pediátrico más grande en la región, y forma parte de la gran red de clínicas municipales Frankfurt-Main-Taunus. Cada año atiende a más de 80.000 pacientes ambulatorios y 36.000 hospitalizados. Cuenta con más de 2000 empleados, y allí también se capacitan médicos y enfermeras de cinco escuelas. 

 

Retos y Oportunidades en la Construcción de un Hospital Pasivo.

Un edificio Passivhaus es aquel que cumple con un estándar de construcción donde se combina un bajo consumo de energía con un alto nivel de confort interior y por supuesto, un precio de construcción asequible. 

¿Pero cómo llevarlo a un hospital?

Un hospital consume entre 3 y 4 veces más energía que un edificio residencial, ya que en la sala de emergencia, en las habitaciones de los pacientes y en los quirófanos, siempre hay numerosos equipos técnicos y luces encendidas. 

Por lo tanto, la implementación del concepto pasivo supone grandes retos pero también una gran oportunidad para implementar la eficiencia energética, disminuyendo los altos consumos de los centros de salud, mientras se mantiene el máximo nivel de higiene y seguridad.

 

Primer Hospital Passivhaus en Alemania

 

Primer Hospital Passivhaus del mundo: Aplicación del Estándar Passivhaus. 

La aplicación del estándar pasivo se centró en reducir de manera drástica los costes de funcionamiento del Hospital, proporcionando un máximo confort en las habitaciones y garantizando un aire fresco precalentado de gran calidad. 

Veamos más de cerca los detalles:

Reducción de los Costes de Funcionamiento.

En el diseño y ejecución de este Hospital se tuvieron en cuenta las estrategias del estándar Passivhaus en las áreas de ventilación, calefacción, iluminación y agua potable, así como también en el suministro estéril, restauración hospitalaria, equipos informáticos y equipos médicos.

De esta forma, se cubrieron todos los aspectos que contribuirían con la eficiencia energética, especialmente en los quirófanos, con lo que se espera disminuir el consumo energético en el Hospital de un 40% a un 60% en comparación con una construcción convencional. 

 

Máximo Confort Térmico en las Habitaciones.

El edificio cuenta con un aislamiento térmico mejorado, construcción hermética y además tiene unas 1.000 ventanas que contarán con un triple acristalamiento

Todos estos elementos combinados les proporcionarán un máximo confort a pacientes y visitantes, manteniendo una temperatura de 22 °C en las habitaciones.  

 

Sistema de Ventilación con Aire fresco precalentado.

El Hospital contará con recuperación de calor en su sistema de ventilación, para que las habitaciones puedan contar con aire fresco precalentado. 

De esta manera, el sistema de ventilación mantendrá la calidad del aire, disminuirá el consumo eléctrico, mantendrá un ambiente estéril y eliminará los malos olores. 

En síntesis, con este Hospital se demuestra que es posible aplicar el estándar de construcción pasiva en diferentes tipos de edificios, aún aquellos que tradicionalmente tienen una gran demanda de energía, con requerimientos muy específicos y delicados para garantizar la salud y la vida de los pacientes. 

 

Passivhaus, el secreto para el Ahorro Energético en Hospitales.

Con la experiencia acummulada en este proyecto, en la antigua ciudad de Frankfurt, se espera poder aplicar el concepto de construcción pasiva en la modernización de los 2.100 hospitales que tiene Alemania.

Esto forma parte del compromiso de este país con el ahorro energético, sumándose así a la meta conjunta de los países de la Unión Europea que esperan tener ciudades más amigables con el medio ambiente en el año 2050.

Por lo tanto, no cabe duda de que el método de construcción pasivo se consolida cada vez más como la mejor estrategia para tener edificios sustentables y energéticamente eficientes. 

 

Espero que te haya gustado este artículo sobre el Primer Hospital Passivhaus del mundo. Si es así, nos encantará que lo compartas en tus redes sociales. 

Muchas gracias por seguirnos.

Hasta pronto. 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.