EXCESO DE EMISIONES EN IRLANDA

Irlanda, en los tres últimos años, ha superado de manera notoria el presupuesto destinado a las emisiones de carbono. Así lo refleja la Agencia de Protección ambiental.

Esta estadística resulta preocupante debido a la emergencia climática mundial que reclama nuestro planeta y que urge que sea atajada lo más pronto posible, para de esta manera reducir de manera drástica los daños futuros a los que está expuesto el mundo.

Estas fueron algunas de las palabras expresadas por el representante de la Oficina de Sostenibilidad Ambiental de EPA, haciendo alusión al compromiso que tiene este país en el cuidado y prevención del cambio climático, para cumplir con el Objetivo de Desarrollo Sostenible nº 13 de la ONU. 

De acuerdo a las últimas cifras, se pudo notar un aumento significativo de emisiones provenientes de las casas, que rondó la alarmante cifra de 7,9%.

Esto por supuesto, generó mayor consumo de calefacción y por ende, mayor uso de combustible que proviene del petróleo,  creando un exceso de emisiones.

Por esta razón, se llegó a la conclusión de la importancia que tiene el invertir en la edificación de viviendas más aptas para contrarrestar los fuertes cambios climáticos. Y sus miradas, ya empiezan a posarse sobre el estándar passivhaus, y las experiencias positivas que el condado de Dún Laoghaire, al haber adoptado el Passivhaus como normativa de construcción,  para todo tipo de edificios de nueva construcción. 

También se ha detectado un exceso de emisiones en el transporte por carretera, esto debido al elevado uso de diésel. En este sentido, la EPA concluyó, que para que haya una disminución del uso de combustible empleado por los automóviles, será necesario el uso de transporte eléctrico a futuro, así como un incremento del transporte público por parte de los habitantes en todo el país.

En cuanto a las emisiones producidas en el sector agrícola, las mismas se incrementaron el último año hasta un 1.9%. Esto se debió a un aumento significativo de la producción lechera, lo cual se consideró un hecho positivo, sin embargo, en lo concerniente a la reducción de las emisiones, no se logró el resultado esperado.

Por último, la industria energética se vio beneficiada, ya que se logró disminuir hasta en un 11.7% y esto se debió al uso de la energía renovable y menos uso del carbón.

Esto ha sido muy positivo, ya que ha permitido reducir las emisiones de energía eléctrica en Irlanda.

Queda mucho camino por recorrer, pero, mientras no se dirijan las miradas y esfuerzos, a mejorar las construcciones existentes, no se logrará reducir las emisiones de un modo significativo. 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.