Centro comunitario en austria

Centro Comunitario Baja Energía en Austria

En Austria, concretamente en la zona montañosa denominada Bludenz, se ha creado un centro comunitario, que tiene como objetico el ahorro de energía. Esto fue una idea salida de los mismos habitantes del lugar para mejorar las condiciones del pueblo y fue posible a través de un concurso de arquitectura.

Para ello se postularon una serie de candidatos, pero sólo uno de ellos tuvo la fortuna de ganar el concurso, por lo creativo y original de su propuesta.

El ganador fue Johannes Nägele, un arquitecto, que supo plasmar en su proyecto una simbiosis perfecta entre las edificaciones existentes en el lugar y el maravilloso paisaje que rodea los Alpes Voralberg.

Esta importante edificación cuenta con una gran cantidad de oficinas comunitarias, que fueron colocadas de forma estratégica para que los habitantes de la zona, tuvieran fácil acceso a ellas.

En la parte más baja del edificio, se construyó una guardería y un espacio acondicionado para que los pequeños realicen diferentes actividades lúdicas.

El edificio también fue pensado para los amantes de la música ya que en la parte alta se diseñó un área para que los músicos toquen sus instrumentos y donde se emplearon materiales y tecnología moderna para aislarla de los sonidos molestos.

Para su construcción se empleó el hormigón para revestir parte de la estructura interna, así como también madera del árbol de esta localidad, el tradicional abeto y la cual se mantiene virgen, es decir que no ha sido previamente tratada.

Algo que no debe pasar por alto,en el delicado diseño de este centro comunitario, es el confort térmico y la eficiencia energética, puesto que la sostenibilidad es una de las premisas del diseño. En este caso se ha optado por la certificación “Low Energy”, diseñada por el Passivhaus Institute. En este caso, la exigencia no es tan alta, como la certificación “Casa Pasiva“, dado que el límite de demanda de calefacción sube hasta los 20 kWh/m2a, ( en vez de 15 kWh/m2a), y la hermeticidad sube de 0.6 h-1 a 1 n-1. El resto de las exigencias son las misma, Pero en este caso, es más fácil cumplir, dad las amplias cristaleras que encontramos en las fachadas de este edificio. 

Algo característico y bastante emblemático de este centro comunitario, es que en la parte exterior de la edificación, se colocó un abeto de color plateado y que es considerado el árbol simbólico del lugar, además de ser un material constructivo de la zona, lo cual, se valora muy positvamente en cuanto a la sostenibilidad de este edificio, dado que de este modo se reduce de forma muy significativa la huella de carbono de este centro. . 

Para su diseñador, este centro comunitario, ha pasado a ser un espacio para ser disfrutado por sus moradores, quienes se encuentran particularmente satisfechos ya que se respira un mejor ambiente, debido a que cuenta con un excelente sistema de ventilación de doble flujo con recuperación de calor  y calefacción, que fue ideado para bajar la demanda de consumo energético.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.